Pilates

Las clases de Pilates contribuyen a reforzar la musculatura y al mismo tiempo, mejoran la flexibilidad. Además, su práctica continua ayuda a mejorar nuestra capacidad de concentración y a calmar la mente.

  • Fortalecemos nuestra espalda
  • Prevenimos el dolor lumbar
  • Y, lo que es más importante, aprendemos una buena higiene postural.

Los principios fundamentales que deben respetarse en cualquier práctica del Método Pilates son:

  • Alineamiento
  • Centralización
  • Concentración
  • Control
  • Precisión
  • Fluidez
  • Respiración